19 de noviembre de 2010

Aperitivo


Sirva este Soneto I  (Welcome to Tijuana) del libro como aperitivo. Ha sufrido modificaciones hasta ayer mismo, pero creo que no lo voy a tocar más. Mi proceso creativo, por suerte, se asemeja un poco al modelado en arcilla. Si tuviera que desbastar mármol, lo tendría crudo. Creo que es una buena declaración de intenciones y un buen introito para casi cualquier cosa: un libro de sonetos, un blog… 


Y en él digo que

Ya es hora de tirar por la ventana
los sacos de cemento y podredumbre
que pretenden jugar a la costumbre
y ganar con el as de la desgana.

Ya es tiempo de arrancarme la mañana
con este bisturí de fosa y cumbre,
y orearme de una vez toda la herrumbre
del rótulo de Welcome to Tijuana.

Recuérdame, no obstante, el objetivo,
Lector: que mis mochuelos en tu olivo
hagan nidos de labio boquiabierto

cuando en versos hidrópicos me inmolo,
sabiendo que sin Baco muere Apolo
y todo es malbeber del desconcierto.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...