27 de noviembre de 2010

Cuatro navajas

Una nueva reescritura me ha valido para rellenar el hueco XLIV. El soneto Ni dudas, ni traspiés, ni sacramentos puede ser salvado de la quema después de desbarbarlo de todo lo que parecía ser pueril, ripioso y prescindible. 


Si algo estoy aprendiendo últimamente con todo esto de organizar mi poemario es que toda obra se puede mejorar siempre. Lo que ayer escribiste y te pareció fantástico, hoy no es más que un bodrio, y con dos toques o una reforma completa le das el aire que más se acomoda a tus gustos actuales y que casa mejor con la supuesta calidad que ahora te arrogas o pretendes alcanzar. 


Es una ley universal inevitable, como la gravitación: en cualquier actividad, cuanto más aprendes, mejor te salen las cosas. 


Dudas y traspiés era así

Siempre hay quienes se salen de su tiesto
y creen saber con sólo una mirada
que el mundo siempre es cuestión zanjada 
y el seso ajeno, líquido en un cesto. 

Ya Sócrates predijo atisbo de esto,
y aún hay quien, apurando la frenada,
perjura no saber nada de nada
y cuelga Su Verdad en fuste inhiesto.

Anciano no es aquel que sabe todo,
sino aquel que comprende que en el lodo
del saber no hay seguros fundamentos.

El joven que se observe en esta rima
entienda que el saber nunca escatima
ni dudas ni traspiés ni sacramentos.

La cuestión era salvar los tercetos, que creo válidos y acertados. Sin embargo los cuartetos adolecían en ciertos momentos de una puerilidad insostenible. Y cuando el más pueril es el primer verso, ya puedes mandarlo a la mierda. Por tanto, cambié el primer verso y casi todo el segundo cuarteto, hasta que quedó así




Siempre hay quienes ignoran lo dispuesto
y creen saber con sólo una mirada
que el mundo siempre es cuestión zanjada
y el seso ajeno líquido en un cesto.

Ya veis que al garañón le sobra arresto
y aún hay quien, apurando la frenada,
perjura no saber nada de nada
mientras vuelve a mear fuera del tiesto.

Anciano no es aquel que sabe todo,
sino aquel que comprende que en el lodo
del saber no hay seguros fundamentos.

El joven que se observe en esta rima
entienda que el saber nunca escatima
ni dudas ni traspiés ni sacramentos.


Ya queda menos para llenar todos los agujeros de Contad… ¿Qué os va pareciendo? ¿Acierto?


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...