30 de noviembre de 2010

Dribbling

Ayer hice un dribbling al Barça-Madrid.


En mi vida me había importado tan poco un partido de fútbol.


Tampoco sé como funciona el mando de la Play.


¿Alguien de vosotros se ve reflejado en estos versos?


Con ustedes, amigos, el mejor
ariete de la historia.
                                 De primera,
sus sublimes roturas de cadera.
Su juego, de salón.
                                 Y no hay dolor

si el sofá le sustenta el pundonor.
Deja el mando y, burlando la barrera,
mete un gol a su tripa cervecera.
Palomitas, subid al marcador.

Su mujer no hace más que poner pegas.
Un 5-0 es una humillación.
Fair Playstation.
                              Llegan tres colegas

y el utillero.
                     Juego sin balón.
El fútbol, para grandes estrategas.
Su mujer, encarando a castración. 

PD: Suerte, futboleros.
PDPD: Ninguno de estos sonetos está en Contad si son catorce.  



3 comentarios:

Anabel Parras dijo...

Ag , me lo perdi estaba durmiendo , que pena mas grandeeeeeeeee

Raúl Campos dijo...

Sí, yo también lo pasé fatal, no sé como sobreviví sin bajar al bar de la esquina… Ay! Ay! Aaaaaayyyy!

Diegus dijo...

Jis, jis, me enteré del resultado de carambola, ayer por la noche...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...