23 de noviembre de 2010

Sonatina

Cultura vs. tedio. No sé si os pasa también a vosotros, pero creo que cada vez da más asco el circo -más que mundial- global que acompaña a la baguette precongelada. Y sólo nos faltaba la TDT, cuyas siglas podrían muy bien ser de cualquier opiáceo o de cualquier explosivo. 

Por suerte, tenemos senderos alternativos, cada cual los suyos, veredas que nos apartan de las auTVpistas, de la moda, de la mediocridad… Aquí cerca, en la columna de la derecha, están Maurice Ravel y Rubén Darío, esperando a que pinchéis en su foto para daros una bocanada entre tanto cláxon. Son sólo chispazos de belleza, pero valen por una redención. 

Es mucho mejor perderse por los senderos que seguir al rebaño. Ya no tengo dudas. Es imposible no sentirse regular tirando a mal cuando ves que 


La princesa del pueblo se ha operado
la nariz.
  (Ven a darme un cigarrillo,
Maurice).
                Han levantado un gran castillo
de arenas postmodernas.
                                        El ganado

sin sostén y un bufón crucificado
le afila a Parlanchina su colmillo
de mentir.
     (Ay, Rubén, saca el martillo,
no te dejes llover sobre mojado).

Tres tristes tigres y un jacarandá.
Hada madrina, ¿dónde estás?
                                                 Envía
un SMS al 2323.
     ¿Ya?

Tranquiiila, cómprate bisutería.
Cinco por cuatro. 
                             El share es el maná.
¡A ver, que la princesa no se ría!



PD: Comentad al menos lo raro que os parece este soneto. Prometo contestar. 


PDPD: Este soneto tampoco estará en el libro. Queda reservado para una recopilación futura. 


PDPDPD: Hay un nuevo fan de Contad. Diego, bienvenido. Me ha mostrado el camino del blog de Paul Caballero. No podéis perderos sus ilustraciones. Daría las manos por pintar así,  pero sin manos me iba a costar más aprender… En fin, entrar y flipad. 




10 comentarios:

Ricardo dijo...

De entrada lo vi raro, ¡madre mía!
pero ya luego le pillé el truquillo
y leí cada verso donde debía.

ricardo.

Raúl Campos dijo...

Lo llamo ubicación desubicada de los encablagamientos. Seguro que algún entendido ya le puso nombre antes, pero a mí me gusta llamarlos así. Espero que forme parte de otro libro con otros 100 sonetos algún día.

Rosg. dijo...

!Qué cabeza la tuya! y que vitalidad jajaja .... Ya sabes que yo entiendo poco de sonetos, endecasílabos y todo eso. El tuyo me ha hecho gracia y por eso me he perdido lo de las sílabas y los acentos.

Hasta la "princesa del pueblo" es necesaria. Algunas personas la necesitan. Es cuestión de identificación.

Saludos

Diegus dijo...

Je, je, gracias Raul, por la bienvenida. A mi me gusta. No, no lo voy a destripar, que me das mil vueltas.

"Un esemese al dos tres dos tres ¿ya?"

Supongo que se lee así, es la única manera de que cuadre, ahí se te fue la pinza, demasiada sinalefa, jajajaja, pero bueno, está en el espíritu.

Raúl Campos dijo...

Has encontrado el punto más débil del soneto. Nadie ha dicho que fuera bueno, pero sí es actual.

No es un problema de sinalefa ("en este que ahora soy y hubiera sido" es un endecasílabo mío que está plagado), es un problema de ritmo oOoOoOOOOO. Demasiados golpes, extra-extra-extrarrítmico. Si se ha salvado de la reestructuración completa es porque me recuerda al martilleo insistente de ciertos tonos de móvil, algo que viene muy al caso. También puede ser Rubén Darío golpeando con una maza a Parlanchina. Yo qué sé. Hay que echarle imaginación.

Raúl Campos dijo...

Rosa (ZaraX, je, je), la mayoría de las cosas que nos venden no son necesarias. Nos venden la necesidad de comprarlas y poseerlas. Si quieres que tu producto funcione y sus ventas crezcan, dile al mundo cuánto lo necesita. La publicidad es la mano derecha del poder.

Diegus dijo...

mmmmmh, no, no me parece problema de ritmo. En un poema como este, que tiene, digamos... percusión, un poema pop, la provocación no está de más, ni mucho menos. Un redoble de batería bien puesto, como este, a mi no me molesta en absoluto. Hablamos de música ¿no?

El problema ha sido descifrar cómo se dice, si dos tres dos tres, veintitres veintitres, y si SMS se dice... bueno, que ha habido que descifrarlo. Eso, tras dejarlo reposar y volver a él he decidido que me gusta.

Raúl Campos dijo...

Tienes razón, simplemente digamos que es difícil de leer, de descifrar, que yo tengo una idea del ritmo de este endeca¿qué? cuando lo escribo, pero claro, el lector que viene de nuevas tiene que luchar con él un poquito. Espero que ese esfuerzo valga la pena.

¿Tú no tienes blog? Te he puesto lo de Paul Caballero, pero ¿tú no tienes nada tuyo? Fantástico dibujante.

Rosg dijo...

Te doy la razón en eso de la publicidad y las necesidades sobrevenidas que no lo son tanto. Pero en el mundo hay muchos mundos personales y algunos de ellos están sujetos a una cama, a una butaca, al cuidado de alguien, o simplemente a la pobreza de espíritu o de preparación, incluso diría que se enganchan a sentimientos que no poseen.

Algo debe de haber cuando una cosa es consumida por tantos. No me digas qué, yo no lo sé.

Raúl Campos dijo...

Supongo que tienes razón, aunque lo último que has dicho es un argumento un poco endeble. Hitler y Goebbels opinaban que sus compatriotas creerían más fácilmente una gran mentira que una mísera verdad. Y ahí hay una delgada línea roja que es peligrosillo cruzar. No es un problema de ir al circo y no creerse nada, el problema es ir al circo y enrolarse en él como hombre forzudo o mujer barbuda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...