1 de diciembre de 2010

Barrio Obrero

Mil euros a la pera.
                                 Bien.
       Fantástico.
Tras pagar la hipoteca invertiré
el resto en mi nevera.
                                    Panaché
de coladuras con arroz. 
                          Monástico

se vuelve el dinerillo si es de plástico
y escaso.
                Se merece un puntapié
el traficante que baila claqué
con mis impagos. 
                             Hip hop estocástico

del mercadillo al DIA.
Soluciones
que taponan fatal los borbotones
de tantos y tan calvos descosidos.

En mi calle ha nacido un vagabundo,
expulsado del hall del inframundo.
Gatillazo social.
                           Portes debidos. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...