10 de diciembre de 2010

Cocktail #54






Los cuentos de la China
Sospecha que de cisne el pato feo 
no tenga más tal vez que la codicia, 
y añora de la gloria la caricia 
buscando entre la acidia su trofeo. 

Sospecha el cuentacuentos que Morfeo 
debió perder en sueños su avaricia;
por ello nuestro vate desperdicia 
el fuego que le trajo Prometeo. 

Hablar de subidón de adrenalina 
es hablar de los cuentos de la China 
a su oído fondón y malcriado. 

No queda más que hacerse el oprimido 
y llorar su opresión fuera del nido
cual llora el miser cisne del asado.



Este es el soneto que ocupa la posición número 54 de Contad si son catorce. Estoy sacando el ISBN. Ya queda menos. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...