17 de febrero de 2011

Depósitos

Después de repasar todos los sonetos físicamente y cambiar cuatro tonterías, me he ido a pedir el Depósito Legal. Una señora muy amable se ha quedado mirando mi formulario M-1 debidamente cumplimentado y me ha dicho que a mí no me da el dichoso depósito, que el depósito se lo dará a mi impresor. Yo le he dicho que el impresor soy yo, que en casa tengo una impresora. Y ella me ha dicho que tiene que haber un impresor. Y yo le he dicho que no, que yo voy a imprimir cuatro libros y encuadernarlos en mi casa, como mucho colgar un pdf en mi web. Y me ha dicho que qué pone en la factura de mi editor, y yo le he contestado que de qué editor y qué factura me está hablando. Y ella me ha dicho que, como habré visto en internet, el depósito lo solicita el impresor en el caso de los libros. Y yo le he dicho que gracias a internet no necesito impresor para mi libro. Y ella me sale con que tiene que ser una imprenta de la Comunidad Valenciana, que si la imprenta es de Madrid tengo que pedir el depósito en Madrid. Y entonces yo le he preguntado si somos ella y yo del mismo país, del mismo planeta, vamos, o ha pasado algo desde ayer que no ha salido en las noticias. Y ella me ha vuelto con que el depósito lo solicita el impresor. Y yo le he dicho que me estaba obligando a incumplir la ley. En fin, hemos entrado en un bucle del que he intentado sin éxito sacarla diciéndole alto y claro que el mundo ha cambiado, como diría Álex de la Iglesia, que internet es el presente, que cualquier día de estos no nos hace falta ni siquiera burócratas, que no harán falta ni la mitad de leyes estúpidas que tenemos ahora. Pero ella, erre que erre, impresores, facturas, editores, tiradas… Hay que joderse. Estos funcionarios cobran 2.000 eurazos al mes y todavía no saben lo que es un pdf.

He salido de aquel antro con cara de póker, rumiando mi indignación y mi venganza. He sacado cuentas y bubok, mi querido bubok, me proporcionará el depósito (al fin y al cabo es su obligación) por prácticamente el precio de los ejemplares que yo tenía que pedir para cumplir con la ley, además de los desplazamientos a Alicante para hacer el papeleo.

Por mis cojones que Contad… sale a la calle.

4 comentarios:

montse dijo...

Te iba a decir algo animoso pero creo que no lo necesitas.....

David-Moisés dijo...

Me acabas de dar una idea para un microrrelato, jeje.
Por cierto, sobre la funcionaria...:
"Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro" (Albert Einstein).

Daniel HM dijo...

Es ya un relato en sí, jejeje. Surrealismo forever.

Raúl Campos dijo...

Gracias. De todas formas, hay que meterles caña desde el foro, para que cambiar eso que llaman "servicio de tramitación del depósito legal" y que no lo es. Es una obligación del impresor: al editor y al autor se la pela.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...