17 de marzo de 2011

Barahúnda

V
El cielo que tripula el alimoche 
sojuzga la barranca más profunda
de la tierra, vagina tremebunda 
crujida por el hielo de la noche. 


Cada luna, nacida a trochemoche, 
se sacude la pátina infecunda 
de la vulva que quiere barahúnda 
de sol que la fracture y la desmoche.


Erguido crece el musgo de las piedras 
buscando firmamentos que las hiedras 
alcanzan sin tragedia ni censura. 


Terrible es la razón que tiene sueño 
y reposa su sexo sobre el leño 
que troncha la destral de la locura. 

 

6 comentarios:

montse dijo...

Me encanta la foto; le queda muy bien al soneto. ¿Es la parte de Erguido crece el musgo de las piedras, verdad? Ese terceto por si solo tiene magia.

Raúl Campos dijo...

Sí, los tercetos me gustan mucho. Los cuartetos son de los más crípticos de todo Contad… Si me pides que te los explique, me resultará imposible. Habría que hacer un análisis a fondo de mi Inconsciente para saber qué pasó cuando lo escribí y qué coño quería decir.

montse dijo...

No hace falta entenderlo, solo disfrutarlo.

Raúl Campos dijo...

Eso digo yo!

eduardo.p.r dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, la idea intrinseca expuesta es brillante, las posibles opciones en el desarrollo del tema son infinitas, la claridad del argumento es mayúscula, pocas veces he tenido ocasión de leer un tema tan ameno, con la longitud justa, con la métrica adecuada, sin florituras.
Ya lo dijo quevedo: lo bueno si breve dos veces bueno.

Raúl Campos dijo...

Eres un capullo, bresqui! Tener amigos para esto! Yo también te quiero!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...