28 de marzo de 2011

El ansia de pecar que me sostiene

VIII
Comprendo que al abrigo de sus heces 
bien viva la existencia corrompida 
por siete callejones sin salida, 
sacramentos, axiomas y sandeces; 

mas yo, con mi pelliza antidioteces, 
me procuro una tierra prometida 
tratando de expoliarle a cada vida 
su milagro de panes y de peces. 

No existe finca asaz tras los cristales 
que sépame halagar, ni me entretiene 
el don de la abundancia ni su cuerno. 

Me reboso en pecados capitales 
y el ansia de pecar que me sostiene 
solamente se sacia en el infierno. 



2 comentarios:

Lou dijo...

jajajaj!!yo al infierno..

donde se compra la pelliza antiidioteces??

Raúl Campos dijo...

Sin duda, Lou, al infierno sin dudarlo…

Esa chupa tienes que cortarla y coserla a mano. No se vende en la teletienda ni en el corte inglés. Tendrás que fabricarte una. Puede que al principio te pinches con la aguja, pero luego se hace callo en las yemas, je, je… Leo Basi ya se ha hecho una. Conoces a Leo Basi?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...