6 de marzo de 2011

Fiesta


II
La fiesta es intratable y mineral,
la fiesta toca a fiera por cristiano, 
la fulana en los montes de mengano
ha aprendido a plantar la flor del mal. 

La fiesta, en el fogón de lo banal, 
cocina el embuchado del marrano 
asido a la vagina del manzano
que crece en un inmundo barrizal. 

La fiesta es comprender que toda muerte 
está tan al alcance de la suerte 
como el cuerpo de júbilo suicida. 

La fiesta es olvidarse de la ropa
al nadar en los hielos de una copa
funámbula en el filo de la vida. 

6 comentarios:

montse dijo...

Este no me suena. ¿Es el segundo de Contad...?

Raúl Campos dijo...

Je, je… No sé, puede que lo hayas leído, pero a mí me sonaba no haberlo puesto este por ningún sitio. En cualquier caso espero no haber incurrido en plagio. Ya me estás diciendo de qué te suena, wiskott, ja, ja…!!

Rocío dijo...

Admiro la aparente facilidad con la que logras construir (o parir como me gusta decir a mí) un soneto.
A pesar de ser filóloga y que estas cosas supuestamente deberían dárseme bien, me cuesta horrores ceñirme a reglas métricas. Y no me gusta tampoco hacerlo.
Pero he de reconocer que llevo unos días leyendo tus sonetos y me han gustado.

Un saludo

Raúl Campos dijo...

Gracias, Rocío. Son ya muchos años de pegarme con el corsé, pero ahora estoy terriblemente cómodo cuando me lo pongo (SM?). Escribir estrofas preestablecidas por siglos y siglos de selección filológica tiene la ventaja de que lo que pares llega más al fondo, yo diría que disparas tu flecha con un buen arco.

El verso libre es demasiado joven para calar tan hondo como un soneto, pero también hay que hacer del verso libre una forma perfecta, tenemos que luchar por eso también.

Si estás por bubok, tenemos concurso de poesía. Igual te apetece probar!

Un saludo (te leo… ¿en la Cafetera?).

Rocío dijo...

Acabo de registrarme en Bubok, aunque no sé muy bien cómo va!

Muchas gracias por compartir un soneto en tu comentario en mi blog. Me gustó mucho.

Me cuesta aceptar del todo que el verso libre sea incapaz de calar hondo. Yo he leído muchísima poesía en verso libre y te puedo asegurar que cala y bastante profundamente.
La profundidad de la poesía no estriba en rimar versos, sino en escribir con el corazón y escribirlo bien.

Un beso.

Raúl Campos dijo...

Con bubok ten paciencia, es cuestión de un par de meses y estarás como pez en al agua. Yo estoy por los foros habitualmente. Nos vemos allí si quieres.

En cuanto al verso libre, no me he explicado bien. El verso libre es exactamente como la abstracción: los pintores (de verdad) abstractos tienen un bagaje de pintura figurativa detrás que sería la envidia de cualquier pintor de brocha gorda. Y fueron capaces de llegar a la abstracción a finales del XIX: algunos se cagaron encima y volvieron a rimar como locos, y otros tuvieron fuerza suficiente para seguir adelante y entrar en el siglo XX. Picasso pintaba mejor que Velázquez a los 16 años. Pero la verdadera valentía de Picasso fue no quedarse ahí.

Resumiendo, Rocío, que para hacer buen verso libre hay que conocer los entresijos de la poesía, que no son sólo metro y rima, como sabrás, y eso sólo se consigue currando, currando y currando. Yo también hago versos libre, pero no deja de ser un salto al vacío (como la abstracción). Primero trabajo con red y sólo de cuando en cuando la quito procurando no mirar hacia abajo, je, je…

Seguiré por ahí y te veo en bubok. Nos lo pasamos pipa, pero te vas a tener que hacer de la mafia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...