7 de abril de 2011

Renunciar a este sol


XI

¿Cómo podré renunciar a este sol 
que aún me alumbra? La noche es un camino 
oculto en la neblina del destino,
recorrido a la llama de un farol. 

Condúcenme detrás del caracol 
el rocío que se hizo mi asesino, 
la lluvia que no hallé trocar en vino, 
la tempestad perpetuada en formol. 

Una estrella brilló, mas se ha apocado, 
ajada por los cirros del pasado 
y rota en vendavales sin consuelo. 

Y este sol que aún me alumbra y me conforta, 
no es más sol que la nube que le exhorta 
a lucir sólo a medias en mi cielo. 


8 comentarios:

montse dijo...

Me quedo con el 2o terceto. Precioso, Raúl.

Raúl Campos dijo...

Me alegro de que te guste. Sí, ese final es redondo.

Este es uno de los mejores poemas de todo el libro. Le tengo especial cariño. Aparece por primera vez, creo, el tema de la estrella, que se irá repitiendo a lo largo de todo el poemario, como cuando en Wagner aparece el leit motiv que reaparecerá de cuando en cuando.

smirti dijo...

Una delicia el leerte, Raúl.
¡Qué metáforas tan bien escogidas!
¡Enhorabuena poeta!
Kety

Raúl Campos dijo...

Eres tú, mi ketylu?

Javier Palencia dijo...

Joder Raúl, es verdad que es muy bueno. Al leerlos da la sensación de que no llevan trabajo y te los revela un viento divino, tío.
Por cierto, gracias a tu link comencé a leer Trilce, luego me compré el libro de las obras completas de Vallejo y creo que te debo por lo menos unas cocochas. Trilce es algo superior. Gracias por tus recomendaciones en pasivo, como aquella Saga/fuga.
Cómo te gusta lo bueno!

Un abrazo

Raúl Campos dijo...

Las esponjas deben devolver el jabón que absorben. Si se quedan el jabón no son esponjas, son otra cosa, pero no son esponjas.

tomas rivero dijo...

Vellejo decía que no debía haber escrito una mierda de libro como ese.
Ya veis amigos..

Aquí funciona el boca a boca. Que no el beso. ¿O sí?
Salud

Raúl Campos dijo...

El descontento con lo escrito (u obrado) debe ser una tónica entre los genios. Me acuerdo de mi amigo P. I. Tchaikovsky, que aseguró hasta el final de sus días que la música de su Lago de los Cisnes era una castaña.

No tenía ni puta idea de música, je, je, je…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...