14 de abril de 2011

Tempestad y trapisonda

XIII
Mi existencia se encuentra a un tiro de honda
del presente famélico y extinto
que el ayer expulsó de su recinto
y el porvenir echará de su fonda.

Mi vida es tempestad y trapisonda
cebada por el céfiro sucinto
que arranca en flor el bulbo del jacinto
y elude la fortuna que la ronda.

Me sorprendo al cobijo del embriago
que me causan las brumas en el lago
agitado que es siempre mi conciencia

y olvido prepararme las lecciones
ocultas en los últimos cajones
que dejó sin abrir mi impertinencia.

  

2 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Hermosas rimas, Raúl, lo digo con una punta de envidia sana, pues lo mío es la prosa, jamás pude con la poesía.
Te dejo un abrazo.
Humberto.

Raúl Campos dijo...

Gracias, Humberto! Je, je… Me alegra de que me leas. Como tengas que leer a todos tus fans vas listo… De dónde sacas el tiempo???

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...