23 de agosto de 2011

El giro de la rueda

XXVI
El hombre es la quimera incompetente
que pretende medir con una mano
cualquier ente contable ya lejano,
innúmero, sutil o inconsistente.

Con la otra mano quiere, el imprudente,
subsistir más allá de lo mundano
y tocar con sus dioses el arcano
que guarda el universo en aguardiente.

Siempre habrá incertidumbres en la ciencia
y jamás suficiente inteligencia
para desestimar calientes paños,

mas no hallarás la máquina que pueda
apearte del giro de la rueda
en que un simio subió allende los años.



5 comentarios:

El Cubo dijo...

La involución humana... Da para un soneto y para una saga de novelas.
¿Dije ya que me gustó? Pues eso.
Saludos.

Raúl Campos dijo...

Gracias, viejo amigo.

montse dijo...

Me gusta el dibujo con el que lo ilustras.

Raúl Campos dijo...

Internet es acojonante en cuanto a información. Hay que mimarlo como si fuera la biblioteca de Alejandría.

montse dijo...

Ahora me gusta más aún esa ilustración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...