30 de agosto de 2011

Jamás ha de vencer


XXXII
Bien persiste la vida que destierra
los llantos más allá de su muralla,
pues la muerte, aunque gane una batalla,
jamás ha de vencer toda la guerra.

Alzará en alboroto cada sierra
el niño que apostado en su atalaya
alcance a asir el sol que se desmaya
exhumando los huesos de la tierra.

Beberá en el fangal la golondrina
al no hallar en el lago limpio zumo
que saciara su sed en volantina.

Pervive quien no muere, o a lo sumo,
quien pueda ver que su alma se encamina
al humo que no deja ver el humo.

2 comentarios:

montse dijo...

El último verso es filosofía pura. O tal vez no, pero a mí me lo parece.

Raúl Campos dijo...

Bueno, sí, la verdad es humo. Y cuando consigas descifrar ese humo, encontrarás más humo. Por eso la filosofía se parece tanto a las religiones, je, je, je…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...