23 de septiembre de 2011

Al compás de su deshora

LV
Buscando en otras rimas y otros versos, 
encontré las palabras que inquiría 
cercadas por el halo que envolvía 
la queja de mis sueños más perversos. 

Buscando como buscan los conversos 
otro dios tras un dios sin alegría, 
hallé por fin la terminología 
que expresa mis anversos y reversos. 

Catorce signos áureos en la aurora, 
señales del más ínclito destino, 
comenzaron su vals en anacrusa. 

Como siempre, al compás de su deshora, 
vinieron a cruzarse en mi camino 
los frutos más amargos de mi musa.


1 comentario:

montse dijo...

Qué poético te ha quedado este! Me gusta mucho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...