24 de septiembre de 2011

Angustia taurina

LVI
Agonizo en el toro de Perilo 
y un coso es mi instrumento de tortura; 
siempre un asta rubrica mi montura 
y su negro pitón me tiene en vilo. 

En mi señuelo fláccido hacen hilo 
los trancos que predicen la locura
y no hallo burladero en la pavura 
tras un pinchazo hondo y sin estilo.

Descastada la estampa sin enfoque, 
inútil la ceñida chicuelina, 
cansada está la muerte de mi estoque. 

Invocando oraciones de Turina, 
le requiero a mi fiera que provoque 
el despertar de mi angustia taurina. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...