18 de septiembre de 2011

Decir sí

L
Un viejo profesor nos instruía 
que en el lapso final de la existencia
se puede decir sí con coherencia,
se puede decir no sin alegría. 

Se puede pretender la algarabía 
vivida sin ninguna reticencia, 
y también condenar nuestra presencia 
a no querer firmar ni un solo día. 

Te aseguro que ahora es el momento
en que tus actos dictan su sentencia,
y no hay más inocentes ni culpables

que tu risa, tu crédito y tu aliento
procurando vencer la efervescencia
y haciendo las espinas favorables. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...