30 de septiembre de 2011

Ejercicio de estrabismo

LX
Con dolor y vergüenza, mi egoísmo 
apura en soledades sus miserias, 
sin entes metabstractos ni materias 
que acierten a bailarle el ombliguismo. 

Al ser la nimiedad como el abismo,
la sangre se me crece en las arterias
bramando que el umbral de mis histerias 
no es más que un ejercicio de estrabismo. 

Nadie aquí está cercado por el plomo, 
las guerras otros tiempos y lugares 
tiznan lejos de mi orbe monocromo. 

No cuento mis adeudos por millares, 
aún mi salud es mayor que mi aplomo 
y el amor me sustenta en sus pilares. 


3 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

No me corto: por fin se lo oigo decir a alguien.

Te doy las gracias, aunque no te diga por qué.

Un beso, Raúl

Raúl Campos dijo...

Je, je… me alegro de que te haya gustado, Sofía. Es posible que tanto pesimismo (me incluyo, claro) nos esté matando. Por lo menos el último verso seguirá siendo realidad pase lo que pase con las pelas y con la salud. El amor nunca se acaba: cambia de objetivo, pero siempre mana del mismo manantial.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Acabas de escribirle un hermoso poema al amor en esa última frase, :), también me alegra.
Un besazo grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...