9 de septiembre de 2011

El mal humor de cuatro dioses


XLII
Ya sabe, Santidad, cuán descarado
soy y persisto en ser en las verbenas:
yo sé ahogar en el vino ciertas penas
que ustedes sólo beben de prestado.

No voy a malvivir en el pecado
si puedo encaramarme a sus condenas,
pues tengo sus grilletes y cadenas
por ansias del placer del condenado.

No venga con sus rictus y sus poses,
labrando las intrigas que me casen
con el hombre clavado a las alturas.

Prefiero el malhumor de cuatro dioses
que lidiar con relojes que retrasen
el disfrute de goces y hermosuras.


2 comentarios:

Palabras como nubes dijo...

¡Excelente! Ah, si da para polemizar este tema, pero mejor me callo y me hago carne en tu poesía.

J&R

Raúl Campos dijo...

Je, je, je… Pues yo lo tengo tan claro este tema que no veo la polémica por ningún sitio. Dos no se pelean si uno…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...