2 de octubre de 2011

Ínfulas de vate

LXI
Sólo soy de mí mismo el compañero 
cuando enlazo fervor con disparate, 
si le pido a mi verso me rescate 
del mutismo trivial del aguacero. 

Sólo soy, la mentira es lo primero, 
un niñato con ínfulas de vate
degustando la miel y el chocolate 
al follar con un verbo placentero. 

Si persigo sinónimos y voces 
es debido a mi mal de muchos años, 
a mi crónico vicio de la tinta. 

Aunque el tiempo me tumbe con sus coces 
y me olviden los críticos huraños, 
ahora sé que mi musa ya está encinta.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...