22 de septiembre de 2011

Los cuentos de la China

LIV
Sospecha que de cisne el pato feo 
no tenga más tal vez que la codicia, 
y añora de la gloria la caricia 
buscando entre la acidia su trofeo. 

Sospecha el cuentacuentos que Morfeo 
debió perder en sueños su avaricia;
por ello nuestro vate desperdicia 
el fuego que le trajo Prometeo. 

Hablar de subidón de adrenalina 
es hablar de los cuentos de la China 
a su oído fondón y malcriado. 

No queda más que hacerse el oprimido 
y llorar su opresión fuera del nido
cual llora el miser cisne del asado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...