20 de septiembre de 2011

No soy digno

LII
No soy digno de que entres en mi casa 
ni valgo para tacos de escopeta. 
¿De qué podrá valer este poeta 
que desguaza el reloj si se retrasa?

¿En qué hora me olvidé pagar la tasa 
que recauda su estrella al cuchufleta 
vencedor en el juego de ruleta
en que apuesto yo pérdidas al pasa? 

No soy digno de nada o casi nada. 
Espero que esta mecha me consuma 
o al menos me desvirgue la mirada, 

pues los sueños se pierden en la bruma 
de siglos sin ganar una jugada 
e instantes para ser no más que espuma. 



4 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me ha gustado mucho, Raúl.
Un beso

Simplementeyo dijo...

Si que eres digno estoy segura de ello, todos somos muy dignos hasta que no se demuestre lo contrario.

Besitos y sonrisas dignas:-)

Raúl Campos dijo...

Gracias a ambas…

Palabras como nubes dijo...

Uf, el terceto final, un lujo, bien fuerte, me gustó.

J&R

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...