26 de septiembre de 2011

Vieja Illice

LVII
Es esta vieja Illice mi Ilión 
y víctima me sé en la quieta guerra 
que libra nuestro mar contra la sierra 
en que pugnan San Jorge y el dragón. 

Tanto bien da la sal a su canción 
como acepta la ofrenda de la tierra; 
tolera la sequía que la encierra 
como halla incentidumbre en la razón.

La culpa fue también de la palmera 
en casos de homicidio como el mío 
donde el muerto revive en primavera. 

La perla del triángulo baldío 
es más bella que el sol que la lacera 
forzándola a zarpar en su navío. 

4 comentarios:

montse dijo...

Me quedo el 2o terceto y me encanta la palabra que has creado. Una incertidumbre centenaria. Mola. ;)

Raúl Campos dijo...

Gracias, cuarteto!

Sofía Serra Giráldez dijo...

Admiro el hecho de poder cantarle a una ciudad... ¿es la tuya?

Raúl Campos dijo...

Elche. No soy de aquí, pero llevo casi 10 años. Pero podría valer para cualquier otra ciudad. La ciudad es la hydra de Lerna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...