4 de octubre de 2011

El sueño que dormita la galaxia

XLII
El sueño que dormita la galaxia 
rumia el humano que cohabita a tientas 
con dignos mercaderes de tormentas 
y boutiques proveedoras de ataraxia. 

El destino es la fábrica de ataxia 
que mojona las sendas macilentas 
de aquellos que cortejan cenicientas 
pretendiendo acopiar autodidaxia. 

No habrá quien recomponga las goteras 
ni teche los oscuros soportales 
que moran las vestales primaveras. 

Veré mi corazón entre zarzales, 
mi espíritu forzado a las galeras 
y mi cuerpo en sus propios funerales.

6 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

¡no, no, el corazón entre zarzales y el espíritu forzado en las galeras, sí, duele y hace falta fuerza, pero tu cuerpo en los funerales, no, tú vives, son ellos los que sobreviviendo , no saben que están muriendo.
Me encantó, no hace falta decirlo.
Besos

Raúl Campos dijo...

Gracias, Sofía, una vez más. Me estás sacando los colores!

Sofía Serra Giráldez dijo...

¿tú no nos dices que no nos cortemos al hablar?..pues eso, ;)... no me vayas a empezar con el puñetero complejo de los que sólo saben vivir si no gustan a nadie o no tienen éxito, ¿vale?...POR FAVOR
Porfi.

Te soy sincera y si me gusta o me llega, te lo digo. No suelo comentar en casi ningún sitio. Tengo mis motivos.
Si te molesta que te diga que me gusta o por qué me llega y me mueve a hablarte, me callaré y no pasará nada, o casi nada, pero dímelo claro, para saberlo.

Un beso

Raúl Campos dijo...

Al contrario, Sofía, es muy gratificante saber que a una persona que demuestra ser tan sensible, le llega alguno de mis humildes versos. No te calles nunca, que yo no me callaré jamás.

Y reitero que la admiración es mutua, porque tus fotos son de lo mejorcito que tengo fichado. És.

Raúl Campos dijo...

Por cierto, la conciencia de la propia muerte también nos hace más fuertes: saber que de esta no salimos vivos nos obliga al optimismo. Es una especie de efecto pigmalión, cuando comprendes que te irás algún día, todos tus actos dan un salto cualitativo y la vida mejora. En fin, que no soy el primero que dice algo así.

A veces los propios poemas sorprenden. Dicen más de lo que querías decir. Es un poco como las fotos, que acaban mostrando más de lo que querías mostrar.

Un abrazote.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Raúl, :), te doy las gracias de corazón, temía que te molestaras por mi ímpetu, llevaba un tono muy afectuoso, pero sé que no se refleja bien por escrito, que depende que sea bien interpretado del talante de quien lee, o hasta de su humor momentáneo, es natural, por este medio son naturales esos equívocos. Pero no me corté queriendo, quería, necesitaba saber hasta qué punto podía expresarme libremente contigo.

Toda fotografía nos devuelve la mirada, igual que todo poema, toda obra hecha congrunte y consecuentemente con todo lo que uno es... algunos autores dicen para expresarlo que las fotografías, o los poemas, los traicionan. Yo al menos cuando escribo y siento efectivamente esa "hablar más" de lo que se pretendía lo que me embarga es lo contrario, que "he" sido leal a "ella", ...a la Poesía que hay tras cada obra.
Y con respecto a la muerte, estoy completamente de acuerdo contigo, pero para mí, :)... quiero decir que no tengo ningún conflicto con respecto al hecho de la muerte, pero como estoy tan acostumbrada a encontrar ese miedo en los demás, pienso que sufren cuando la nombran, y de ahí siempre mi reacción intentado dar "ánimo". Sólo temo de verdad a una muerte, a la muerte en vida... algo parecido a ese sueño que dormita la galaxia.
:)
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...