12 de octubre de 2011

Nacer televidentes

LXV
No me cuesta olvidar mis apellidos
si resbalo optimista en el ungüento
de todos los que buscan alimento
en las hojas de libros desabridos.

Uno más del vagón de los heridos
huyendo del saqueado campamento
que arrasa con su soplo macilento
la inopia de babélicos ladridos.

Muchos hay que este circo resistimos
y entregamos el pan de los prudentes
por restar horas muertas a los primos

que piensan que nacer televidentes
es el súmmum de laureles y racimos
que legan a sus bobos descendientes.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...