21 de noviembre de 2011

Seguidillas

Con un mimo de flores
la primavera
se deshiela en canciones
y revoleras.
Silba que canta
la niña por el prado
que va a la casa. 

En cueros, el verano
fustiga el trigo; 
las guadañas cortaron 
los abanicos.
Anda que corre
la joven por la trocha
subiendo al monte. 

Cuando llega el otoño
roban sus hojas
los guardianes al lobo
y a las gaviotas.
Sube que baja
la esposa por el valle
entre montañas. 

A la chita callando 
rompe el invierno
con su lívido manto
vidas y vientos. 
Ríe que llora
la vieja por la senda
hacia la gloria.


5 comentarios:

Simplementeyo dijo...

Precioso poema, un cuanto a la naturaleza tan sabia ella.
Enhorabuena por ese premio.

Besitos y sonrisas naturales:-)

Sofía Serra Giráldez dijo...

qué hermoso... ¡está todo- todo!, la naturaleza y "la casa", las estaciones, el tiempo, el mar y la tierra...uf, son preciosas, Raúl

oye, sé que en esta estrofa se basa la letra de las sevillanas ( y de la jota y etcetc..¿serías capaz de cantarlas?...sería muy bonito.

Un beso, y felicidades, son una joya

Raúl Campos dijo...

Lo de cantar sevillanas se os da mejor a los que sois de allí. Si te atreves tú, je, je, je… adelante!

Sofía Serra Giráldez dijo...

No,no, jeje, yo cantarlas no, bailarlas, sí, pero cantar no, ¡que llueve!, jeje
Beso

Raúl Campos dijo...

Entonces las dejamos escritas y santas pascuas, je, je, je… Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...