31 de enero de 2011

Trámites

Acabo de recibir respuesta de la Agencia del ISBN. Me dicen que ahora mismo están tramitando solicitudes de noviembre. Es lo que tienen los traspasos de poderes. Paciencia.

Por otro lado, recordaros a todos que el Gobierno de Rodríguez Zapatero quiere prohibirnos compartir cultura* a través de Internet. De verdad creen que van a conseguir algo? Cuántas páginas piensan cerrar? Cuántos de vosotros no podréis tener el blog o la página que queréis tener? Acaso estáis vendiendo ilegalmente las películas? En qué va a quedar todo este despropósito?

El discurso duraba ya unos veinte minutos cuando el mensajero subió apresuradamente a la plataforma y le entregó a aquel hombre un papelito. Él lo desenrollo y lo leyó sin dejar de hablar. Nada se alteró en su voz ni en su gesto, ni siquiera en el contenido de lo que decía. Pero, de pronto, los nombres eran diferentes. Sin necesidad de comunicárselo por palabras, una oleada de comprensión agitó a la multitud. ¡Oceanía estaba en guerra con Asia Oriental! Pero, inmediatamente, se produjo una tremenda conmoción. Las banderas, los carteles que decoraban la plaza estaban todos equivocados. Aquellos no eran los rostros del enemigo. ¡Sabotaje! ¡Los agentes de Goldstein eran los culpables!
George Orwell, 1984.

PD: Bienevenidos, Wiskott y Zara, y algún otro fan que se me escape. Sé que de cuando en cuando echáis un vistazo. Perdonad mi pereza.

*Lo de cultura es un decir, viendo algunos de los truños que se marcan en Hollywood.

23 de enero de 2011

Cocktail #19

Solsticio
El plazo del futuro sacrificio,
despuntando en la savia de un pesebre,
romperá el nuevo ciclo cuando quiebre
la virtud arrasada por el vicio.

Nos toca ser pastores en el juicio
que oficia la tortuga ante la liebre,
decretando la fe contra la fiebre
y una barba tribal para el solsticio.

Ni la nieve penetra en la espesura,
ni los años aplacan la tonsura
al ver que somos todos los que estamos.

Sabed que en un hogar con tanta suerte
no comprenden las Keres de la muerte
el bien de los racimos y los ramos.


PD: Esta semana llamaré a los del ISBN, que me entere de cuanto tardan en darme el numerito. Funcionarios.

16 de enero de 2011

Hoja de Ruta

Después de haber solicitado el ISBN para Contad si son catorce, tal vez solo me queda esperar. Es la primera vez que formalizo una publicación y, según parece, lo primero es obtener un ISBN. Luego solicitar el depósito legal y ya publicar. Pero no sé cuando van a tardar en notificarme cuál es el ISBN que le corresponde a Contad…

He repasado por primera vez la prueba 7 de mi libro, ya sabéis, y he cambiado todavía muchos detalles. Estoy en un compás de espera del dichoso numerito. Supongo que mientras haré una nueva lectura de esta prueba 7 y todavía cambiaré alguna cosita.

Cuando tenga el ISBN, pondré en marcha la pr8, la repasaré por última vez y pediré un ejemplar del libro para comprobar que la impresión es correcta y la imprenta de bubok no me hace ningún estropicio. Cuando tenga todo claro y comprobado físicamente mi libro, pediré el Depósito legal y lo añadiré a esa prueba 8. Todavía, seguro, hago alguna modificación de última hora. Vamos, que en todo el proceso que me queda, volveré a leer los sonetos diez veces más y cambiaré infinidad de pequeños detalles.

Cuando todo eso ocurra, pondré el libro a la venta en papel en bubok y haré algo de márketing entre mis familiares y amigos. Supongo que para entonces ya habrá llegado hace semanas la primavera.

Una vez haya hecho todo esto, me pondré en marcha para hacer una edición adaptada a e-reader y la pondré en descarga gratuita en bubok. Así todos podréis disfrutar (¿disfrutar, despellejar, ignorar?) de mis sonetos o matar simplemente vuestra curiosidad.

Ya veis que es un camino terriblemente largo, pero mi paciencia es infinita. Mientras, ahora que la tormenta ha pasado y no queda más que un calabobos, me puedo volver a dedicar a otras tareas literarias: mis viejos divertimentos, otros poemas nuevos, relatos un poco más serios…

Tengo en mente al menos dos libros de sonetos más y una novela hecha con retazos, retales y pedazos zurcidos. Puede que retome también mi otra novela, esa que dejé abandonada y cuyo esqueleto está más que terminado. En fin, vuelta a la calma, hasta que una nueva tormenta llegue a calarme hasta los huesos.

En mi vida me había sentido más vivo.

3 de enero de 2011

Contad si son catorce… prueba 7

Anoche volví a retomar la última corrección de mi libro, después de darle distancia y perspectiva. En general me pareció correcto, pero todavía encontré varios escollos, uno de ellos gordote. El soneto Veintiún gramitos de alma es la oveja negra de este poemario. Seguramente se caerá, en cuanto le encuentre un sustituto digno. Lo demás serán correcciones menores.

En otro orden de cosas, he pedido ya por correo un ISBN para mi libro. Simplemente hay que enviar una carta con dos copias firmadas del impreso que te puedes descargar aquí y fotocopia del DNI. Antes de pedir el ISBN tienes que tener claro el número de páginas, el precio y otros datos, por lo que el libro debe estar ultimado. Cualquier variación posterior te obliga a pedir un nuevo ISBN.

La dirección a la que hay que enviarlo es
Agencia Española ISBN-FGEE
c/ Santiago Rusiñol, 8 planta 0
28040 Madrid

A ver si todo corre como debe y pronto doy a luz.

Más info de ISBN.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...