31 de agosto de 2011

La muerte es nada, mas la vida, todo

XXXIII
Encallado en trajines de alquimista,
no escapa al hombre sabio esta comedia
que el oropel reviste de tragedia
si el plomo pide pan y pasa lista.

Sabe bien el intrépido analista
que la historia del mal que nos asedia
daría, si aprendiera logopedia,
remedio al cecear del egoísta.

Humildad convendría al arrogante
y cautelas al Júpiter tonante
que revuelca exabruptos en el lodo.

Recuerda, gerifalte, que adoctrinas
a súbditos que aún guardan guillotinas:
la muerte es nada, mas la vida, todo.

30 de agosto de 2011

Jamás ha de vencer


XXXII
Bien persiste la vida que destierra
los llantos más allá de su muralla,
pues la muerte, aunque gane una batalla,
jamás ha de vencer toda la guerra.

Alzará en alboroto cada sierra
el niño que apostado en su atalaya
alcance a asir el sol que se desmaya
exhumando los huesos de la tierra.

Beberá en el fangal la golondrina
al no hallar en el lago limpio zumo
que saciara su sed en volantina.

Pervive quien no muere, o a lo sumo,
quien pueda ver que su alma se encamina
al humo que no deja ver el humo.

29 de agosto de 2011

Geometría Incontrolable


XXXI
El sabio ignora el rol de cada cosa
tan solo porque todo es calculable
según la geometría incontrolable
que campa de la cuna hasta la fosa.

Igual pierde las cuentas quien reposa
que aquel cuya codicia inaplazable
le impide ser no más que miserable
rondando la moneda sospechosa.

Tampoco el asertivo vive a salvo
de extraviarse en la prisa de los días
o atorarse en rutinas de bivalvo.

Ni siquiera el exceso de alegrías
evita que en cien años se halle calvo
el niño que aprendió sabidurías.

28 de agosto de 2011

Cambiará al ruiseñor la golondrina


XXX
No descansa del polvo del camino
el caminante que encuentra su gozo
soñando que las aguas de su pozo
le refrescan la sed de peregrino.

Bien sabrá cada cual de su destino,
que vive en mocedades el buen mozo
como entiende el anciano del esbozo
que es la vida al albor del desatino.

El tiempo es un dogal encorsetado
al mortal que suspira del pasado
los amores que nunca volverán.

Cambiará al ruiseñor la golondrina
la pena capital que se avecina
por nidos que los vientos batirán.

27 de agosto de 2011

A partes desiguales


XXIX
El mundo reverbera en funerales
y epitafios de sí mismo desglosa
mientras quiere mover la negra losa
y enterrar sus pecados capitales.

El bien y el mal a partes desiguales
se empeñan en salirse de la fosa
y pugna por brotar la blanca rosa
de un subsuelo empañado de cristales.

Tantas risas y lágrimas se escuchan
en labios de malévolos querubes
como en boca de dóciles serpientes.

Es el campo de lid en el que luchan
Dios y Satán a caerse de las nubes
y humillar la ventura de las gentes.


26 de agosto de 2011

Madre

XXVIII
Comprende la razón del avispado
que siempre habrá de amar la vera prima
que en su jergón resiembra y sobreanima
la savia sustanciosa del pecado.

Por los tallos de piedra subyugado,
que incólumes ascienden a su cima,
el linaje de Adán aún se arracima
y recuerda en un soplo lo olvidado.

De la madre que fuera acuchillada
sólo habrá de restar perdón y el llanto
de retoños que empuñan la alborada.

Aprendió el ruiseñor de nuevo el canto
y cumplió su palabra enamorada
hasta huir de las garras del espanto.


25 de agosto de 2011

Suspirando en el cuerno de la guerra


XXVII
¿Qué hacer con esta impúdica cortina
si al hombre toda paz le es sospechosa
y qué con la alegría caprichosa
rumiando el batallar que se avecina?

¿Adónde sus quehaceres encamina
la calma desnutrida y azarosa
y dónde deslizar la mariposa
que en las armas cargadas se fulmina?

¿Por qué escapar del feudo en que mis pasos
hollaron las raices de la tierra
en busca de otros triunfos y fracasos?

¿Por qué el entendimiento en sí se encierra
cuando es Marte quien rompe nuestros vasos
suspirando en el cuerno de la guerra?

23 de agosto de 2011

El giro de la rueda

XXVI
El hombre es la quimera incompetente
que pretende medir con una mano
cualquier ente contable ya lejano,
innúmero, sutil o inconsistente.

Con la otra mano quiere, el imprudente,
subsistir más allá de lo mundano
y tocar con sus dioses el arcano
que guarda el universo en aguardiente.

Siempre habrá incertidumbres en la ciencia
y jamás suficiente inteligencia
para desestimar calientes paños,

mas no hallarás la máquina que pueda
apearte del giro de la rueda
en que un simio subió allende los años.



21 de agosto de 2011

Los portales de Belén

XXV

Un ángel de la guarda despachaba
la buena nueva en portada a las gentes,
que embriagadas llevaban sus presentes
ante el hijo del dios que germinaba.

El refugio en posadas que buscaba
encalló en unas cuadras indecentes
y entre mansos y acémilas calientes
vislumbró su futuro de almadraba.

Hubo monarcas que hicieron estragos,
hégiras, cruces y dogmas del Bien,
pero antes tuvo que saldar sus pagos

pidiendo en los portales de Belén
créditos blandos a los Reyes Magos
y vendiendo pasajes al Edén.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...