28 de enero de 2012

Ensamblando corales

XCII
Fui robando naufragios a mi sueño 
para dar un final a la elegía 
tejida con andrajos de agonía 
y sombra espirituosa del sureño. 

Fui ensamblando corales con empeño 
en la costa aturdida en melodía 
de palabras hurtadas a la Harpía 
maldiciente en la cumbre de mi ceño. 

Fui amputándome estorbos de amazona 
e ignoré al ectoplasma que al oído 
me pidió no asistir a la encerrona. 

Fui frugal como nunca había sido, 
vomité el pundonor que me encañona 
y juré no encontrarme arrepentido.

4 comentarios:

Alba dijo...

lindísimo. No sé si conseguiste algo así pero al menos creaste en la reverberación un soneto lindísimo. Ensamblando corales, yo también hago eso, me pregunto si tiene algún sentido.
Una admiradora. Besazos.

Raúl Campos dijo...

Me alegra que te haya gustado, admiradora! XD

El Cubo dijo...

Muy bueno.
El día que consiga descifrar todas las metáforas de tus sonetos aprenderé a escribir. Estoy seguro.

Raúl Campos dijo...

Ni lo intentes. Yo no lo hago : )

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...