19 de marzo de 2012

La piedra que canta en los Avernos

XCIX
En tres por cuatro la vida me danza 
y la risa se burla en su minueto 
si no logro pulir ningún cuarteto 
que cincele mi lírica añoranza.

En tres por dos la muerte que me alcanza 
recita su balada y su decreto 
si no logro pulsar en mi soneto 
los biseles que arromen mi templanza. 

En si bemol menor mi sonatina 
desciende al más febril de los infiernos 
inquiriendo un rondó que se termina. 

Ad libitum se esculpen los más tiernos 
silencios, sin batuta ni escofina, 
en la piedra que canta en los Avernos. 


2 comentarios:

Carmen dijo...

¡Impresionante!.
Te admiro muchísimo , porque me haces sentir que es fácil componer un soneto.
Luego yo me pongo y nada, que no doy con la palabra correcta... y abandono de nuevo.
Un saludo

Raúl Campos dijo...

Bueno, sí, reconozco que ahora me cuesta muy poco hacer un soneto, pero llevo detrás más de 6 años de pegarme cabezazos contra la pared. : ) Perseverancia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...