15 de abril de 2012

El sueño de la niña blanca (VI)

Llegamos a una placeta. En la fuente situada en el centro estaba la niña blanca. De los surtidores, salían llamas rojas, hacia los cuatro puntos cardinales. Ella daba vueltas a la fuente, atravesando las llamaradas. Yo corrí por no perderla de vista otra vez, pero los simios de los balcones saltaron y me agarraron sin permitirme hacer ni un solo movimiento. La niña desapareció.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...