5 de junio de 2012

El sueño de la niña blanca (XI)

En el sueño de la niña blanca hay epitafios y lápidas. No se asusten los lectores.
Las campanas tocaron a muertos y del cielo cayeron coronas sin flores engalanadas lúgubremente con cintas moradas. Entre colmena y colmena aparecieron unas lápidas con inscripciones idénticas. Leí la más cercana: mi nombre estaba escrito en ella, en todas ellas. Me atormentaban, y aunque quería morir, nadie acababa con mi vida.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...