19 de junio de 2012

El sueño de la niña blanca (XIII)

El sueño de la niña blanca se termina. Gracias a todos los lectores.
Éramos dos Soles, dos nuevas estrellas en la infinidad del Universo. No había lugar para la tristeza. Y por fin pude coger su mano. Y empezamos a correr por el mapa celeste, como dos delfines enamorados, como dos estrellas fugaces, en una carrera eterna, en una carrera que aún no ha terminado.

FIN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...