19 de junio de 2012

El sueño de la niña blanca (XIII)

El sueño de la niña blanca se termina. Gracias a todos los lectores.
Éramos dos Soles, dos nuevas estrellas en la infinidad del Universo. No había lugar para la tristeza. Y por fin pude coger su mano. Y empezamos a correr por el mapa celeste, como dos delfines enamorados, como dos estrellas fugaces, en una carrera eterna, en una carrera que aún no ha terminado.

FIN

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...